Rememorando el otro día cosas de mi pasado me dí cuenta de que he pasado mi vida rodeada de personas tóxicas. Y como mi primer día del reto os voy a contar cosa y a describir a estos seres del infierno y como evitar que te coman la cabeza.

La primera persona tóxica la conocí con 3 años, sí tan pequeña. Aunque yo en ese entonces no me enterase mucho según fuimos creciendo me dí cuenta de que algo no iba bien, pero primero dejadme describirla. Era la típica niña pija y consentida. Tenía una hermana pequeña (no me acuerdo cuantos años se llevaban, creo que 5) e iban vestidas y peinadas de la misma manera, daba grima verlas. Al principio no le daba importancia a las cosas, hasta que llegamos al instituto. Sí, fui amiga de esta persona toda mi infancia y cuando me quise dar cuenta ya era demasiado tarde. Todo cambió cuando en nuestro grupo de dos comenzaron a entrar más personas que me hicieron darme cuenta de que había estado siendo su sirvienta durante años sin haberme dado cuenta.Sin más decidí romper mi amistad con ella para siempre.

Hubieron más personas que trataron de hacerme lo mismo, pero no son nada comparables a  la que os voy a contar ahora.

La segunda la conocí con 15 años y recién mudada a una nueva ciudad. Si mis amigas leen esto tal vez les resulte conocida la persona. A los meses de llegara a esta ciudad yo ya contaba con un reducido grupo de amigos. Pues esta chica era conocida de una mis amigas. Al principio me pareció muy agradable, era amable, lista e incluso era mediadora ( alumnos que median en peleas, por si alguien no lo entiende). Pero cuando más amigas nos hicimos fue en 3º de la E.S.O. , ya que nos tocó en la misma clase. De ese año solo tengo buenos recuerdos.  Con ella descubrí y me hice adicta a Kpop, pasé muchas noches en su casa soñando como sería nuestra vida si viviésemos en Corea y nuestros Bias (que el mío por aquel momento era Jonghyun de los ShinEE) se casaran con nosotras y más chorradas de niña adolescente hormonada. Pero al año siguiente dejó de ser como era. Ya no sonreía tanto ni hablábamos tanto como antes, pero no le dí importancia.

Fue entre 1º y 2º de Bachillerato cuando comenzó a lanzarme disimuladas pullas sobre mi físico y su estado de ánimo variaba en función del caso que le hicieses. Todo empeoró cuando en 2º de Bachiller yo comencé a salir con uno de sus amigos. Por supuesto al principio ella se puso muy contenta o eso parecía. Los comentarios despectivos hacia mí fueron aumentando y poco a poco fue metiéndose en mi relación, ya que como él era su amigo le contaba todo. Intenté pedirles a ambos que dejasen de hablar de nuestra relación si no estaba yo presente y al principio pareció funcionar, pero nada más lejos de la realidad. Así que a él lo dejé, por eso y por ponerme a parir a mis espaldas. Pero a ella decidí darle otra oportunidad que ella desaprovechó. Me ignoró el resto del curso y ahora somos prácticamente conocidas.

Bueno esta es la miseria de mi vida y la primera entrada del Challenge,

Hasta Pronto.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s